Parkinson
20 junio, 2016
Tumores cerebrales
20 junio, 2016

Pruebas diagnósticas

Pruebas diagnósticas con métodos no invasivos
En ninguno de ellos existe riesgo, o es mínimo, mientras que es máximo el beneficio para su salud. Lo importante, antes de someterse a cualquiera de ellos, es mantenerse tranquilo.

RESONANCIA MAGNÉTICA NUCLEAR

¿Qué es?

La resonancia magnética nuclear, o RMN, es un examen de diagnóstico seguro que proporciona una visión más clara del interior del cuerpo que muchos otros exámenes de diagnóstico. La resonancia magnética produce imágenes de dos o tres dimensiones. No usa rayos X. Una resonancia magnética ayuda a detectar y tratar precozmente una enfermedad proporcionando información detallada rápidamente y puede reducir la necesidad de ciertas cirugías de diagnóstico.
Quién no puede someterse a ella

¿Existe alguna contraindicación para someterse a una resonancia magnética?

Generalmente no se puede someter a una resonancia magnética si su cuerpo tiene:

– Un implante de un dispositivo electrónico, como marcapasos, clips quirúrgicos, alguna válvula cardíaca artificial o implantes auditivos metálicos.
– Un objeto de metal que contenga hierro.

También debe avisar a su médico si:

– Tiene antecedentes de haber trabajado con metales.
– Es diabético y toma hipoglucémicos orales.
– Está embarazada.

Preparación

¿Cómo me preparo para la resonancia magnética?

– Es posible que se le pida que no coma alimentos sólidos durante las 4 a 8 horas previas al procedimiento. Es posible que su médico le indique que puede consumir líquidos claros durante este período de tiempo. Evite consumir alimentos sólidos antes del examen para disminuir las posibilidades de malestar estomacal si se usa medio de contraste.
– Informe a su médico y al tecnólogo con anticipación si ha tenido alguna reacción alérgica anterior al medio de contraste o a los mariscos.
– Puede que se le inserte una vía intravenosa en uno de sus brazos antes de ingresar al área de diagnóstico.
– Debe quitarse todos los objetos personales y dispositivos metálicos que tenga como relojes,joyas, buscapersonas, teléfonos celulares, pendientes corporales, parches metálicos de suministro de drogas y cualquier elemento de vestir que tenga cierres metálicos, ganchos o puntas de acero. También debe quitarse cualquier producto de belleza que tenga partículas metálicas como maquillaje para los ojos.

¿Cómo se realiza?

– Si es necesario un medio de contraste, se le administrará una inyección simple durante el examen.
– La camilla se deslizará hacia la abertura de la máquina de resonancia magnética, la cual es similar a un túnel.
– El área de su cuerpo que se someterá a una resonancia magnética debe estar en el centro del túnel o cilindro donde se encuentra el imán.
– Debe permanecer quieto mientras se somete a la resonancia, de lo contrario las imágenes saldrán borrosas.
– La duración del examen depende de la parte de su cuerpo que se examinará. La mayoría de los exámenes tiene una duración de 20 a 60 minutos.

¿Duele?

El procedimiento en sí es indoloro. Se le proporcionarán tapones para los oídos y se recomienda que los use. Si se inyecta un medio de contraste, algunas personas pueden experimentar náuseas, enrojecimiento, sensación de calor y/o dolor de cabeza. Si siente picazón o falta de aire después de esta inyección, podría implicar una reacción alérgica. Es importante que le indique al tecnólogo de inmediato si ello sucede. La mayoría de las personas no sienten claustrofobia en un equipo de resonancia magnética de cilindro corto. Si cree que podría tener problemas, su médico le puede recetar un medicamento para aliviar la ansiedad.

¿Es segura?

No se conocen riesgos ni efectos secundarios relacionados con una resonancia magnética. A diferencia de las radiografías y tomografías tradicionales, la resonancia magnética no necesita usar radiación. Por lo tanto, se puede realizar repetidamente sin efectos negativos.

EL ESCÁNER o TAC

¿Qué es?

El escáner da nombre a la técnica diagnóstica de la tomografía axial computadorizada o TAC, que emplea los rayos X para estudiar las distintas estructuras del organismo. Permite la visualización de los órganos internos del organismo gracias a la diferente densidad de los tejidos que los componen.
¿Es seguro?

En la actualidad, gracias a los más modernos equipos, la cantidad de radiación que recibe el paciente es mínima. Sin embargo, es importante informar de ello al paciente para que colabore al máximo y así reducir el tiempo de exploración al mínimo imprescindible. Lo normal es que la exploración dure entre 5 y 10 minutos, dependiendo de la colaboración del paciente.
Preparación

En pacientes nerviosos o ansiosos, o que no colaboren apropiadamente en este sentido, como los niños pequeños, puede estar indicado el uso de algún medicamento de tipo relajante o sedantes suaves unos minutos antes de entrar en la sala de exploración.

En general, a menos que el personal del servicio de radiología indique lo contrario, el paciente no debe tomar ningún alimento sólido desde cuatro horas antes de la exploración, pero puede beber tanto líquido como desee. Para someterse a la TAC o escáner, el paciente debe despojarse de todos los objetos metálicos, prótesis dentales, adornos y joyas que pueda llevar encima.

No suele ser necesaria la interrupción del tratamiento que se pueda estar tomando por prescripción médica. Si se va a realizar una TAC con contraste, que normalmente es a base de yodo, suele ser precisa una analítica general previa, con el fin de asegurarse de que los riñones del paciente funcionan correctamente, ya que el contraste se elimina por esta vía.

El contraste se administrará al paciente por vía intravenosa u oral, dependiendo del área del organismo que se vaya a estudiar. En algunos pacientes puede producir reacciones alérgicas. Ello debe ser advertido por el personal sanitario que vaya realizar la prueba o por el paciente que va a ser sometido a ella.

Utilidad

La TAC se reserva generalmente para exploraciones en las que un estudio radiológico o ecográfico previos no han conseguido llegar a un diagnóstico concreto.

Puede estudiarse con la TAC la práctica totalidad del organismo y según la zona anatómica que se vaya a estudiar la exploración tendrá unas características determinadas, pero las zonas en que más habitualmente se emplea esta exploración son las siguientes:

• TAC de cráneo
La TAC de cráneo proporciona cortes del cráneo de 8 milímetros de grosor, paralelos entre sí (como si de rebanadas de pan se tratase) y permite estudiar todas las estructuras craneales desde diferentes puntos de vista. Se puede utilizar para el estudio de los traumatismos craneoencefálicos y sus secuelas, los ictus o accidentes cerebrovasculares, las malformaciones congénitas, los tumores y las infecciones.
• TAC ósea
La principal utilidad de la TAC ósea es el estudio de la columna vertebral, generalmente después de la radiología convencional.

• RADIOGRAFÍA DE LA COLUMNNA LUMBOSACRA

¿Qué es?

Una radiografía de la columna lumbosacra es una imagen de los pequeños huesos (vértebras) en la parte baja de la columna, que incluye la región lumbar y el sacro, el área que conecta la columna a la pelvis.
¿Cómo se realiza?

El examen lo lleva a cabo un técnico en radiología en una sala de rayos X de un hospital o en el consultorio médico. A usted se le solicitará acostarse sobre la mesa de rayos X en diferentes posiciones. Si la radiografía se hace para diagnosticar una lesión, se debe tener cuidado de no causar una lesión mayor.El equipo de rayos X se ubica sobre la parte baja de la columna. A usted se le solicitará contener la respiración mientras se toma la imagen o placa con el fin de evitar que ésta aparezca borrosa. Normalmente, se toman de tres a cinco imágenes.

Preparación
Infórmele al médico si está embarazada y quítese todas las joyas.

¿Duele?
Rara vez hay alguna molestia cuando se toma una radiografía, aunque la mesa puede estar fría.

¿Es segura?
Hay una exposición baja a la radiación. Los equipos de rayos X se revisan con regularidad para garantizar que sean lo más seguros posibles. La mayoría de los expertos considera que el riesgo es bajo en comparación con los beneficios. Las mujeres embarazadas no deben exponerse en lo posible a la radiación. Se debe tener cuidado antes de que a los niños les hagan radiografías.

ELECTROMIOGRAFÍA, (EMG; MIOGRAMA, ELECTROMIOGRAMA)

¿Qué es?

Es un examen que verifica la salud de los músculos y los nervios que controlan los músculos.
¿Cómo se realiza?

El médico introducirá un electrodo de aguja muy delgado a través de la piel dentro del músculo. El electrodo en la aguja detecta la actividad eléctrica liberada por los músculos. Esta actividad aparece en un monitor cercano y se puede escuchar a través de un parlante.
Preparación

Generalmente, no se requiere preparación especial. Evite el uso de cualquier crema o loción el día del examen. La temperatura corporal puede afectar los resultados de este examen. Si hace mucho frío afuera, espere en un cuarto tibio por un rato antes de que se lleve acabo el examen.
¿Duele?

Se puede sentir algo de dolor o molestia cuando se introducen los electrodos, pero la mayoría de las personas son capaces de completar el examen sin mayor dificultad. Posteriormente, el músculo puede estar sensible o presentar hematomas durante unos cuantos días.
¿Es segura?

Puede haber un sangrado (mínimo, salvo que tome antiagregangtes o anticoagulantes) y existe un riesgo mínimo de infección en el sitio de inserción de los electrodos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR