Parkinson

¿Cómo se opera?

Se realizará una pequeña trepanación (agujero) en el cráneo del paciente a través del cual se introduce un electrodo que se colocará después de unos cálculos matemáticos que nos dará unas coordenadas con menos de un milímetro de error de posición. Tras la primera prueba del electrodo temporal se introducirá el electrodo definitivo en el punto diana y se procederá a la estimulación. La cirugía se realiza con anestesia local y sedación por lo que el paciente no sufre ningún dolor.

¿Qué resultados tiene?

Con el tratamiento quirúrgico se consigue que los pacientes mejoren tanto como su mejor estado con el tratamiento farmacológico pero sin sus efectos secundarios, ya que no los precisan tomar. En la misma operación se puede comprobar el resultado viendo el propio paciente como sus temblores ceden y la rigidez disminuye. El beneficio es por tanto inmediato, al día siguiente de la operación es capaz incluso de caminar.

¿Quién se puede operar?

Hasta la fecha había límite de edad para operar en pacientes que superaran los 75 años, pero hoy en día dada la salud de nuestros mayores se ha superado esa barrera y se operan casos de todas las edades, siempre que cumplan los criterios de inclusión en el protocolo clínico-quirúrgico. Estudios realizados en EE. UU indican que la cirugía se puede recomendar en edades más tempranas. El porcentaje de éxito es muy elevado y el paciente evitará consumir grandes cantidades de fármacos durante años en su vida con los efectos secundarios que ello conlleva. Con unos riesgos muy bajos y una mortalidad inferior al 1 por mil.



El equipo de Neurocirugía Torres cuenta con la experiencia en este campo del Dr. Fernando Seijo Consultar su web

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR