Tumores primarios:

Astrocitomas

Clasificación de la OMS para los astrocitomas:

• Astrocitoma pilocítico (tumos disembrioplástico nueroepitelial)
• Astrocitoma difuso
• Astrocitoma anaplásico
• Gliobastoma multiforme

Oligodendroglioma
Este tipo de tumor representa el 6 por ciento de los gliomas, y suele presentarse entre los 40 y los 50 años. Su localización más frecuente es en los lóbulos frontal y temporal.

Otros gliomas
De todos los gliomas el más frecuente es el astrocitoma de grado IV conocido como glioblastoma multiforme. Le siguen el astrocitoma grado III o anaplásico y si su origen es la oligodendroglia se denominan oligodendroglioma anaplásico.

Glioblastoma multiforme
Constituye la forma más agresiva de los astrocitomas (tumor grado IV-OMS). El tratamiento requiere un abordaje multidisciplinar que incluye cirugía, radioterapia y quimioterapia. Con uno de estos protocolos de tratamiento, el protocolo de Stupp se ha alcanzado recientemente un porcentaje de supervivencia mucho más alto que hasta ahora, y aún más en los casos en los que se consiguió una extirpación completa. En los últimos estudios la resección más amplia y supervivencia se consigue con el marcaje con 5-ALA. El ideal es que en el tratamiento participen especialistas en neurocirugía, neurología y oncología médica y radioterápico. Aunque el pronóstico es malo se han conseguido avances en los últimos años.

II-Meningiomas
Constituyen el 15-20 por ciento de los tumores intracraneanos primarios. Son más frecuentes entre los 20 y los 60 años de edad. Se originan en las células aracnoideas de las meninges, son muy frecuentes y benignos; están encapsulados y bien limitados, aparecen en cualquier lugar del cerebro (supra e infratentorial).En casos infrecuentes se pueden presentar algunos casos de meningiomas atípicos y malignos que aunque no producen metástasis si reaparecen en un tiempo muy corto.

Tumores secundarios o metástasis:
Las células cancerígenas de un sitio primario pueden viajar hasta el cerebro a través del sistema circulatorio, a través de la vía linfática y del líquido cefalorraquídeo. La forma más común es la circulatoria.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR